La Unión Europea cumple 60 años de solidaridad

Estándar

 

LA UNIÓN EUROPEA CUMPLE 60 AÑOS DE SOLIDARIDAD

MÒNICA BERNABÉ Roma @monicabernabe1

Aunque el Papa recibía este viernes en el Vaticano a los líderes europeos en calidad de jefe de Estado, se esperaba que no iba a ser muy diplomático tras el rapapolvo que ya les echó en el Parlamento Europeo hace más de dos años. Y sí, sin duda Francisco les volvió a leer la cartilla. Pero lo que nadie esperaba es que les leyera su propia cartilla. La Unión Europea “corre el riesgo de morir” sin ideales, advirtió el Papa

Los líderes europeos celebran mañana en la capital italiana el 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma, que supusieron el origen de la actual UE. Y lo que precisamente el Papa hizo este viernes fue recordar las palabras que en 1957 pronunciaron los fundadores de aquella primera Comunidad Económica Europea para demostrar que los actuales líderes de la UE están pisoteando sus propios principios fundacionales. Aunque ahora los conmemoren. Jorge Mario Bergoglio no les pudo dejar más en evidencia.

La Comunidad Económica Europea sólo vivirá y tendrá éxito si, durante su existencia, se mantendrá fiel al espíritu de solidaridad europea que la creó y si la voluntad común de la Europa en gestación es más fuerte que las voluntades nacionales”, leyó el Papa, parafraseando lo que el primer ministro de Luxemburgo Bech dijo el 25 de marzo de 1957, en el momento de la firma de los Tratados de Roma. Y también recordó las palabras que, por ejemplo, pronunció el ministro de Asuntos Exteriores francés Pineau, que afirmó: “Sin duda, los países que se van a unir (…) no tienen intención de aislarse del resto del mundo y erigir a su alrededor barreras infranqueables”.

Francisco se dirigió en italiano a los jefes de Estado y Gobierno europeos, desde un atril, con posado serio: “En un mundo que conocía bien el drama de los muros y de las divisiones, se tenía muy clara la importancia de trabajar por una Europa unida y abierta”, afirmó. Ésa fue la primera crítica. Hacía referencia a la gran brecha que dejó la Segunda Guerra Mundial. “¡Cuánto se ha luchado para derribar ese muro! Sin embargo, hoy se ha perdido la memoria de ese esfuerzo”, lamentó en clara alusión a una Europa en la que se vuelven a levantar barreras. Esta vez para frenar la llegada de inmigrantes y refugiados que huyen de la guerra.

“Solidaridad”, que es lo que los firmantes de los Tratados de Roma reivindicaron en su día, es lo que el Pontífice también defendió para la Europa actual como “el antídoto más eficaz contra los modernos populismos”. De hecho, es la palabra que Francisco más repitió durante su intervención. “Políticas que hagan crecer a toda la Unión en un desarrollo armónico, de modo que el que corre más deprisa tienda la mano al que va más despacio, y el que tiene dificultad se esfuerce para alcanzar al que está en cabeza”, detalló el pontífice lo que, para él, significa una Europa solidaria. “Los populismos, al contrario, florecen precisamente por el egoísmo, que nos encierran en un círculo estrecho y asfixiante”, añadió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s