Ignacio Echevarría, el héroe del monopatín

Estándar
FUENTE: alfayomega Facebook de Ignacio Echeverría

Misa y skate, fe y valentía: así era Ignacio Echeverría, el héroe del monopatín en Borough Market FUENTE: RELIGIÓN EN LIBERTAD

  Ignacio Echeverría era de Acción Católica… y lo demostró con su acción ante los yihadistas”Pertenecía a un grupo de Acción Católica de adultos donde se enseña a ser fermento en la masa” y donde “se ofrece testimonio cristiano” en el ámbito en que se esté, ha explicado el sacerdote.Acción Católica (www.accioncatolicageneral.es), como movimiento de laicos comprometidos, se estableció en España en los años 20, dio muchos mártires durante las persecuciones de los años 30 y fue origen de muchas vocaciones de misioneros. Actualmente tiene presencia en casi todas las diócesis españolas, con sus ramas de niños, jóvenes y adultos.     En Las Rozas, la ciudad de Ignacio Echeverría, alzan monopatines en su honorContra el lavado de dinero  Parte de su carrera bancaria la vivió en el Banco Popular. Sus compañeros le recuerdan leyendo el Financial Times cada mañana. “Era el único”, recuerda un amigo con una risa nostálgica, citado en El País. Su trabajo consistía en adaptar directivas europeas bancarias contra la corrupción, el blanqueo y la financiación terrorista. Ignacio vigilaba y valoraba operaciones sospechosas de suponer financiación terrorista. Se pasaba las horas laborales entre papeles e investigaciones de movimientos de grandes cantidades de dinero provenientes de Yemen, Líbano, Irán o Arabia Saudí. Estaba familiarizado con las tramas y grupos terroristas y viajó varias veces a Argelia a negociar con otros bancos.Del Popular pasó al Banco Árabe Español (actual Aresbank), donde desavenencias con los directivos le hicieron renunciar. “Era un tío con las ideas muy claras, que no se callaba aunque tuviera delante un directivo con 40 años de carrera”, dice otro compañero y amigo, Paco Soler. Soler recuerda un día en el que discutió con un jefe para defender el trabajo que estaba haciendo. “Iba con sus ideas hasta el final. Por eso no me extraña lo que hizo”.Sufrió la cola del paro hasta que, hace poco más de un año, se fue a Londres, donde ya estaban sus dos hermanas viviendo. Logró un puesto en el banco HSBC. Todos los días acudía a la City londinense a trabajar. Muchas tardes las dedicaba a patinar.Recuerdo en Las Rozas Más de un millar de personas ha asistido a la concentración convocada por el Ayuntamiento de Las Rozas en la tarde del jueves. Bajo una gran pancarta con el lema ‘Ignacio gracias por tu ejemplo y solidaridad’, se ha desarrollado el acto en el que han intervenido el alcalde, José de la Uz, y Guillermo, un amigo muy cercano a Echeverría. Además se han guardado 3 minutos de silencio que han finalizado con un aplauso de casi 5 minutos.Amigos del fallecido han levantado monopatines para rendirle un homenaje mientras una decena de músicos interpretaba piezas de música clásica.En su intervención, el alcalde, emocionado, definió a Ignacio como un “hombre bueno y valiente, ejemplo y orgullo para todos”. “Que el comportamiento de nuestro vecino y héroe permanezca en nuestra memoria. Que Las Rozas no le olvide, y viva en el recuerdo de esta ciudad”, ha afirmado.Por su parte, el amigo de Echeverría, también emocionado, ha escrito una carta de despedida en la que ha dicho que él no sería la misma persona si no hubiera conocido a Ignacio. “Era una persona especial, una buena persona. Tenía un alma pura, era como un lago azul, no conocía la maldad ni la mentira, ni el cinismo, ni le hipocresía, ni la falsedad”, ha resaltado.Además, ha dicho que sus acciones le “brotaban del corazón”. “Un corazón que no cabía en el pecho y que le dejó de latir esa fatídica noche. Ignacio murió derrochando amor.Defendía la fe en Internet Ignacio Echeverría usaba poco su cuenta de Facebook, y casi siempre para poner fotos o vídeos de skating y monopatín. La excepción fue un mensaje de denuncia en 2012 cuando la Unión Europea presionó a Eslovaquia para que retirara sus monedas de dos euros con la cruz eslava de su bandera y la imagen de San Cirilo y San Metodio (patronos de Europa y creadores del alfabeto cirílico). En Londres, Enrique y Ana Echeverría, hermanos de Ignacio, dicen “algo muy triste y duro se está convirtiendo en algo más bonito y muy grandioso”

Ignacio Echeverría era de Acción Católica... y lo demostró con su acción ante los yihadistas
En Las Rozas, la ciudad de Ignacio Echeverría, alzan monopatines en su honor

Era muy religioso, era muy valiente, era peleón ante las injusticias, y disfrutaba de las cosas como un niño, un niño en el cuerpo de un abogado y trabajador de banca muy aficionado al monopatín. Ignacio Echeverría, que murió acuchillado por varios terroristas yihadistas en Londres el pasado sábado por la noche cuando intentaba proteger a una chica herida por ellos, era una síntesis de todas esas cosas: fe, valentía, inocencia.  Cada domingo, a misa Todos sus amigos sabían que era muy religioso, católico convencido y no faltaba nunca a misa el domingo. “Creía mucho, lo sentía mucho”, asegura otro de sus mejores amigos.Ignacio Echeverría combinaba alegría, coraje, perseverancia y sentido de la justiciaMurió enfrentándose con su monopatín a los terroristas que apuñalaban a una mujer en el puente de Londres.    Tenaz y reivindicativo Sus amigos de juventud en el skate park de Las Rozas (Madrid) explican en El Español que era tenaz y reivindicativo. Un día llegó la Policía y les desmontó las tablas que allí tenían colocadas para sus trucos. “Fuimos todos a darle el coñazo a casa del alcalde para que la Poli nos devolviera las tablas. Y surtió efecto”, recuerdan los amigos.”A la vez era justo y valiente. Alguna vez, llegaban cuatro tíos mas fuertes que querían echarnos de la pista y él se ponía en medio. Que os vayáis que vamos a patinar aquí, que os piréis. Y él no cedía, nos obligaba a que no nos fuésemos porque aquel tipo de cosas eran muy injustas. Él no se achantaba nunca”, recuerda otro de sus amigos skaters de los años de la infancia y de los primeros años de universidad. “Estos días lo estamos comentando varios amigos y coincidimos en eso. No era un macarra, pero si había que defender algo, se metía siempre”.

En El Mundo lo describe su hermano Joaquín. “Que era un hombre religioso; todos los domingos iba a misa. Que era recto; trabajó en prevención de delitos económicos y de lavado de dinero y muchas veces se jugó su trabajo para que se hicieran correctamente las cosas o por dejar por escrito su desacuerdo. Que era jovial y le gustaba hacer deporte con gente de todas las edades. Que era capaz de trasnochar para ayudar de país a país a que una sobrina suya pudiera usar la tablet que él le había regalado. Que los bonos de recompensa en el trabajo los gastaba en invitar a amigos, familiares y en regalos para los sobrinos. Que tenía doble titulación en Derecho, por la Complutense y la Sorbona [de París]. Que era muy metódico y constante. Que hablaba cuatro idiomas, español, francés, inglés, alemán, y todos con alto nivel; cuando no estaba con amigos o con familia, estudiaba idiomas. Nos llaman compañeros suyos del colegio, del instituto, de la universidad, del skate…».

Una familia numerosa y cosmopolita Nació en El Ferrol, ya que su padre, Joaquín, ingeniero, estaba destinado entonces en la central térmica de Endesa en A Pontes, donde la familia residió hasta que él cumplió los ocho años. Su madre, Ana, es abogada como él. Tenía cuatro hermanos, todos de espíritu cosmopolita, repartidos en las ciudades de Londres, París, Madrid, Santo Domingo… Los veranos los pasaban juntos en la localidad santanderina de Comillas, cuyas calles son el escenario de algunos de los vídeos que Ignacio colgaba en su canal de YouTube practicando skate o BMX, una modalidad acrobática del ciclismo. «Era un trabajador infatigable y no dudaba en enfrentarse a los jefes si algo no le gustaba», cuenta su amigo Rafael Duarte, que trabajó con él en el Banco Popular. Duarte lo describe como humilde, íntegro, muy ético, solidario y preocupado por la actualidad internacional debido a su trabajo, poco aficionado a la vida nocturna…«Ayudaba a los marginados y era muy religioso. Su tío, Antonio Hornedo, era conocido como el Obispo de los indios, un misionero que además tiene placa en el centro de Comillas», añade.Antonio Hornedo, misionero jesuita, fue efectivamente obispo de Chachapoyas, Perú, en la vertiente oriental de los Andes, de 1977 a 1991. Murió en 2006, con 90 años. Su ejemplo era importante para la familia.

Ignacio Echeverría es recibido en el Cielo por Don Pelayo y el almirante Blas de LezoSe lanzó a rescatar a su hermano en la playa En La Razón uno de sus amigos –le hizo testigo de su boda– explica que en su juventud, un día en la playa cantábrica de San Vicente de la Barquera, en un día con temporal, bandera roja y fuerte galerna, «Ignacio se metió nadando a por su hermano, que no sabía cómo volver a la playa; Ignacio era un nadador excepcional y le sacó, pero después tuvo que reconocer que casi se ahoga durante el rescate». De lo que su hermano está seguro es de que hubiera dado la vida por él.Pertenecía en Madrid a un grupo de jóvenes católicos con el que se reunía de forma semanal. Precisamente, sus férreas convicciones religiosas, señalan en su círculo más íntimo, le llevaron desde muy pronto a defender en más de una ocasión a quien veía más débil: «Cuando éramos pequeños, si veía que alguien se estaba metiendo con un niño en un bar, salía en su defensa. Era superior a sus fuerzas quedarse quieto».

Medallas y menciones para recordarlo Nada más conocerse la noticia del fallecimiento de Ignacio Echeverría, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en Twitter que ha solicitado que se le conceda la Cruz de Plata de la Orden del Mérito Civil a título póstumo. El Ayuntamiento de Las Rozas, que ha convocado dos días de luto, también le concederá la medalla de honor de la ciudad y bautizará un nuevo parque con pista de ‘skate’ con su nombre.Ignacio Echeverría falleció en «Borough Market», junto al puente de Londres, víctima de un atentado terrorista. Pero para sus amigos fue, es y será siempre, dicen en La Razón, un «niño metido en el cuerpo de un adulto».Quizá cumplía así el mandato de Quien avisó “si no os hacéis como niños no entraréis en el Reino de los Cielos”.

El spinner, ¿símbolo para explicar la Trinidad?

El fidget spinner ha aparecido con fuerza en la recta final del curso escolar como “juguete” que muchos niños y adolescentes hacen girar sin parar. Uno de los modelos de esta nueva “peonza de mano” tiene tres brazos en torno a un eje, lo que ha inspirado al dibujante Fano a realizar un dibujo con el Spinner de la Trinidad de cara a la fiesta litúrgica del próximo domingo.

 

Si en su día San Patricio se sirvió de un trébol de tres hojas para tratar de acercar el misterio de la Trinidad, ¿será el spinner de tres brazos un nuevo símbolo del misterio del Dios Uno y Trino que es circulación de amor?

Pablo y Bernabé en Listra | Nicolás Berchem Pablo y Bernabé en Listra | Nicolás Berchem

San Bernabé, Bernabé, Espíritu Santo, Chipre, Jerusalén, San Marcos, San Marcos evangeliPrimeros Cristianossta, Iglesia Católica, Antioquía, San Pablo, Iglesia, tarso, Saulo de Tarso, saulo, el Señor, Damasco, cristianismo, juan marcos, salamina, Pafos, mago barjesus, barjesus, Perge, panfilia, derbe, Concilio de Jerusalén, San Mateo,

¿Sabes quién era San Bernabé? – Su fiesta se celebra el 11 de junio

José, más tarde llamado Bernabé, entró en la historia de la salvación con un arranque de generosidad, vendiendo un campo que poseía y poniendo el dinero de la venta a disposición de los apóstoles. Había nacido en Chipre, y pertenecía a una familia levítica. Tenía una hermana o pariente próxima en Jerusalén, llamada María, que fue precisamente la madre de San Marcos.

Los apóstoles impusieron al levita José el sobrenombre Bernabé, que significa “hijo de consolación”. Su espíritu conciliador y su simpatía de “hombre bueno y lleno del Espíritu Santo y de fe” (Act 11, 24) inspiraron ese sobrenombre.

Algunos autores, como Clemente Alejandrino y Eusebio de Cesarea, suponen que San Bernabé fue uno de los 72 discípulos de los que habla el Evangelio. En cualquier caso, Bernabé aparece en la Iglesia primitiva como una figura relevante que, sin pertenecer al grupo de los Doce, merece, al lado de San Pablo, el título de Apóstol. Su vocación al apostolado fue anterior al episodio de la imposición de manos en Antioquía, antes de partir para la misión de Chipre; Bernabé había venido de la Iglesia de Jerusalén, donde ya era una personalidad destacada. Toda su actuación lleva la impronta de la dignidad apostólica. Fue Bernabé quien tomó consigo a San Pablo, lo condujo a los apóstoles y les refirió cómo en el camino había visto al Señor, y cómo en Damasco había predicado intrépidamente en el nombre de Jesús. Bernabé buscó a Pablo en Tarso para trabajar juntos durante todo un año en la organización de la comunidad de Antioquía, a la que comenzaban a afluir los griegos o gentiles, y en la que los discípulos empezaron a llamarse “cristianos”. Ambos apóstoles subieron a Jerusalén para llevar socorros a los hermanos de la Iglesia madre, víctimas del hambre, regresando a Antioquía, “cumplido su ministerio”, trayendo consigo a Juan Marcos. Bernabé había de hacer de guía, por expresa intervención del Espíritu Santo, en una celebración litúrgica, para que el Apóstol de las gentes comenzara la misión que Cristo le había confiado, y que tenía por primer objetivo la isla de Chipre.

Los misioneros comenzaron a predicar en Salamina. Les acompañaba como auxiliar Juan Marcos, sobrino o primo de Bernabé. Comenzaron a predicar en las sinagogas, llevando Bernabé la dirección. Pero ya en Pafos, Saulo tomó la iniciativa y la palabra, y castigó con la ceguera al mago Barjesús. Terminada la misión en Chipre, los apóstoles navegaron hasta Perge de Panfilia, donde Marcos los abandonó, regresando a Jerusalén. Después de evangelizar también Derbe, regresaron a Antioquía de Siria, recorriendo en sentido inverso las regiones y ciudades evangelizadas.

Siguieron después unidos para hacer frente a los judaizantes, que querían imponer a los paganos convertidos la ley mosaica, en Antioquía y en el concilio de Jerusalén, permaneciendo luego en Antioquía “enseñando y anunciando con otros muchos la palabra de Dios”. Pero cuando Pablo propuso a Bernabé volver a visitar las comunidades establecidas en la primera misión, surgió entre ambos apóstoles una disensión, seguramente providencial, que señala el término del ministerio apostólico de Bernabé conocido con seguridad. “Quería Bernabé llevar consigo también a Juan, llamado Marcos. Pablo, en cambio, no juzgaba conveniente llevar consigo a quien se había separado de ellos desde Panfilia y no les había acompañado en la empresa. La disensión llegó al extremo de separarse el uno del otro, y Bernabé, tomando consigo a Marcos, se embarcó hacia Chipre” (Act. 15, 36-39). Aunque ignoramos el resultado de esta segunda misión, parece que Bernabé colaboró con Pablo también en Corinto.

Según los Hechos y martirio de San Bernabé apóstol, obra de Juan Marcos y compuestos en Chipre en el siglo V, Bernabé coronó su segunda misión en Chipre, siendo pronto lapidado y quemado vivo por los judíos en Salamina, hacia el año 63. Su cuerpo fue hallado en el 458 d.C., llevando en el pecho el evangelio de San Mateo, que, junto con las piedras de la lapidación, constituyen los atributos de su iconografía.

 

Las 10 actitudes a poner en práctica, según Cáritas, para el Día de Caridad

Valores y actitudes a poner en práctica

La mejor manera de responder a la llamada a ser comunidad de seres humanos iguales en derechos y dignidad, bajo el techo de la casa común que es la Creación, pasa por poner en práctica estos valores y actitudes:

1. Hacer comunidad, buscar siempre el bien común, ser participativo.
2. Compartir y vivir sencillamente.
3. Hacer un consumo responsable.
4. Ser cooperativo.
5. Tener un compromiso solidario trabajando por la justicia y los derechos para todos.
6. El dinero no rige mi vida.
7. El bien del ser humano es lo primero.
8. Afán de servicio y gratuidad.
9. Cuidado y religación con la Madre Naturaleza.
10. Cultivar la propia profundidad, la espiritualidad, la trascendencia.

Papa en misa del Corpus Christi: “¡Cuántos padres y madres se parten el pecho por sus hijos”

“Jesús se ha dejado ‘partir’, se parte por nosotros.”

Después de la misa, la procesión del Corpus Christi recorrió las calles de Roma hasta la basílica de Santa María la Mayor.
Durante la misa del Corpus Christi el Papa Francisco explicó cuál es el sentido cristiano de la expresión “partir el pan”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s